Detenido el 'Gordito' por numerosos robos en varias ópticas de Sevilla

seguridad en sevilla
22 Jun, 2019

La Policía Nacional ha detenido a un conocido delincuente, Luis Antonio T. R., alias el Gordito, por su presunta participación en numerosos robos con fuerza en distintas ópticas de Sevilla. En las últimas semanas se habían incrementado considerablemente los asaltos a estos negocios, para robar principalmente gafas de sol de las marcas más caras.

Un dispositivo específico puesto en marcha por la Policía Nacional para atajar este tipo de robos ha dado sus frutos con el arresto del Gordito y de otros dos delincuentes más que fueron detenidos hace unos días por asaltar supermercados con tapas de alcantarilla y por receptación, al adquirir gafas de sol sustraídas para su reventa posterior.

Luis Antonio T. R. fue detenido la madrugada del sábado tras una persecución por varias calles de la ciudad, cuando fue sorprendido intentando robar en una perfumería. Circulaba en una motocicleta sustraída e intentó huir de la Policía, aunque finalmente fue detenido. Ahora se investiga su participación en otros robos, no sólo en los de las ópticas. Podrían ser más de 30 los delitos que se le imputen

 

Antes de esta detención, fue arrestado a principios de abril, cuando robó en un supermercado de la avenida de Hytasa en compañía de otros dos delincuentes y provocó un accidente durante la huida, intentando salir de la SE-30 en dirección contraria con un coche robado. Tras este arresto, el juez lo dejó en libertad.

El Gordito, de 31 años, es un delincuente de la Barzola que acumula decenas de detenciones en su historial, algunas de ellas desde que era muy joven. Fue miembro de la banda del hacha, un conocido grupo de atracadores que desvalijó decenas de comercios de Sevilla durante la década pasada. Con 18 años ya le consta una detención, en julio del año 2006, por un atraco con arma de fuego, que cometió con un cómplice. El verano del año siguiente volvería a ser detenido por delitos similares en dos ocasiones.

Pero el año de su explosión como atracador a gran escala fue 2008. Con apenas veinte años, el Gordito formó parte de la banda del hacha, una de las organizaciones criminales más activas de la Sevilla de finales de la década pasada. Con otros tres socios, asaltó decenas de comercios. La Policía logró imputarles 29 robos con violencia, cometidos en poco más de un mes, entre noviembre y diciembre de 2008.

Pasaría un tiempo en prisión y su nombre no volvería a sonar hasta mayo de 2017, después de una oleada de atracos a farmacias. También se le investigó por unos tirones. La Policía volvió a detenerlo y le imputó una veintena de robos con violencia cometidos en boticas de Nervión y la Macarena. El Gordito actuaba ya solo, cubriendo su rostro con un casco de motorista, y en las horas en las que las farmacias estaban vacías o tenían poca actividad. 

Ahora se había especializado en los robos con fuerza y salía a robar prácticamente cada noche. Iba en una moto sustraída, a veces en compañía de algún socio, y reventaba los cristales de los escaparates delos negocios con una machota, un hacha o arrojando una tapa de una alcantarilla o un adoquín. 

#noticias, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com