Un policía local de Marbella salva a una mujer que se atragantó con una uva en un puesto de fruta del mercadillo

seguridad en Marbella
22 Jun, 2019

La mañana de compras en el mercadillo de Marbella rozó la tragedia cuando una mujer que se encontraba en un puesto de fruta se atragantó con a. La rápida actuación de un agente de la Policía Local evitó el atragantamiento y los servicios sanitarios asistieron a la víctima que se recupera del susto.

Eran las dos de la tarde y el agente J.R. se dirigía en su motocicleta a realizar labores de control del tráfico, como suele ser habitual a la hora de la salida de los escolares. Pero una llamada de la central le hizo cambiar sus planes. «Tenemos que valorar las prioridades», apunta. El aviso advertía de una mujer desmayada en el mercadillo. Gracias a la moto pudo entrar por las calles del mercadillo esquivando a los viandantes hasta el lugar en el que la mujer estaba tendida en el suelo.

Las personas que la atendían la tenían boca arriba y con las piernas en alto. «Pensaban que era un lipotimia y actuaron como suele hacerse en estos casos», narra el agente, aunque en este caso esta posición era más perjudicial para su estado. La mujer estaba semiconsciente. No reaccionaba y J.R. decidió colocarla lateralmente, comprobó las vías respiratorias y le dio unos golpes en la espalda, lo que hizo que expulsara un trozo de uva que tenía alojada en la garganta.

«No tuve que emplear ni la maniobra de Heimlich, ni nada, sólo me dejé guiar por el sentido común, pues me di cuenta que no era un lipotimia y que no le hacía efecto lo que le estaban haciendo», explica el agente que además cuenta con amplios conocimientos sobre primeros auxilios.

De inmediato las asistencias sanitarias del centro de salud de Las Albarizas, situado a escasos metros, asistieron a la mujer y la trasladaron en ambulancia.

El marido de la víctima comentó posteriormente que se estaba comiendo una uva cuando se le quedó un trozo atravesado y comenzó a atragantarse. Parece ser que no es la primera vez que le ocurre algo así y que suele sufrir colapsos cuando come pues se le cierra la glotis con relativa facilidad.

Afortunadamente todo quedó en un susto. El policía local reconoce que su formación en técnicas de reanimación cardiaca y atragantamiento han sido fundamentales. Él mismo imparte alguno de estos cursos entre sus compañeros. «Son consejos muy fáciles de aprender y de aplicar que pueden parecer una tontería, pero que pueden salvar una vida», comenta.

Por otra parte, J.R. llama la atención sobre la necesidad de que los agentes reciban este tipo de formación, «porque somos los primeros que llegamos al lugar de los hechos y tenemos que estar al día de estas maniobras y técnicas para atender a los ciudadanos. Hay vidas en juego y hay que estar preparados».

#noticias, #marbella, #seguridadmarbella, #vigilanciamarbella,#marbellaseguridad, #lendisermarbella, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com

 

FUENTE: SUR MARBELLA